Buscar por:

Calculadora de coste de oportunidad

Los costes de oportunidad, también conocidos como costes económicos en materia financiera hacen referencia a toda la cantidad económica total que podríamos ganar en caso de recurrir a todo un dinero, a todo un capital. Dentro de una inversión, los costes de oportunidad hacen referencia al valor que descartamos cuando llevamos a cabo esta acción. Por ello, en el coste de oportunidad influyen factores como la rentabilidad que se prevé en la gestión de un proyecto. Así, cuando una entidad se plantea cómo calcular el coste de oportunidad en un escenario determinado, lo que debe hacer es analizar su estructura económico-financiera.

Observamos en este sentido que, tomar decisiones está estrechamente relacionado con el cálculo del coste de oportunidad, ya que hay que analizar todos y cada uno de los recursos que la empresa dispone a lo largo del tiempo. En otras palabras, calcular el coste de oportunidad es una cuestión que se basa en evaluar y cuantificar las alternativas que una empresa tiene a su disposición en función de los recursos con los que cuenta. Por tanto, contemplar el Patrimonio Neto y las opciones de deuda son determinantes cuando se desea planificar una inversión con el fin de obtener un beneficio.

Cómo funciona esta calculadora de coste de oportunidad

A continuación descubrimos con esta herramienta online como puedes calcular el coste de oportunidad de tal forma que puedas conocer cuál será tu  coste de oportunidad en base al total del dinero que se disponga en una cuenta bancaria. ¡Toma nota!

Cómo interpretar el cálculo del coste de oportunidad

Lo que prevalece cuando vamos a calcular el coste de oportunidad de una inversión o de un negocio son todas aquellas oportunidades que se perderán con el fin de producir productos, bienes y servicios. Por ello lo que se debe tener en mente son los beneficios que pretendemos ganar. Es decir, el objetivo económico que una entidad se haya marcado y que conseguirá (o no) en el momento en el que se hayan contemplado los costes, tanto directos como indirectos.


De este modo, en una entidad empresarial el coste de oportunidad es sinónimo de la utilidad y de la contabilidad que debe valorarse en la toma de una decisión. Todo es cuestión de trabajar con diferentes alternativas, descartar las que no sean beneficiosas y quedarse con aquellas más idóneas, verdaderamente rentables.

En definitiva, apostar por una decisión u otra determina la contribución y la utilidad operativa que se le da a los recursos. Eso también está asociado a la tasa de descuento, en la medida que comprobamos los beneficios que obtendremos cuando alcancemos un momento determinado del futuro, aunque en este caso hablaríamos más bien de una decisión a corto plazo.

La fórmula con la que podrás calcular el coste de oportunidad

El coste de oportunidad es resultado de contemplan lo que apostamos e invertimos con respecto a lo que finalmente ganamos o por contra ingresamos. Por tanto, la fórmula que nos permite calcular el coste de oportunidad debe contemplar estos dos factores citados.

Esta fórmula es como una proporción que funciona como una sencilla división. A continuación, la comprobamos:

De este modo, en esta fórmula, aunque no aparezcan de forma explícita, intervienen todos los bienes que son producidos y todos los servicios que una entidad empresarial ofrece.

Descubre cómo se calcula el costo de oportunidad con este ejemplo

Mediante un ejemplo muy sencillo y teniendo en cuenta la fórmula arriba indicada descubriremos cómo calcular paso a paso el coste de la deuda. Lo haremos a través de un caso ficticio, estos serán los datos con los que contemos:

¿De qué depende el costo de oportunidad de una inversión?

El costo de oportunidad de una inversión depende directamente de las decisiones de tipo financiero que se vayan a tomar. Por tanto, están supeditadas a los objetivos de una empresa y a los recursos que la misma dispone a lo largo del tiempo, especialmente a largo plazo. Esto se debe a que es aquello que dejaremos de ganar por no haber escogido la solución más adecuada en la toma de una decisión. En este sentido, entran en juego los riesgos que una empresa asume, ya que afectarán de forma directa e indirecta al patrimonio de una entidad.

¿Qué sucede cuando el coste de oportunidad es negativo?

En macroeconomía el coste de oportunidad puede ser expresado en positivo y en negativo, lo que quiere decir que si no aprovechamos el tipo de interés al que nos sometemos y el dinero que entra en nuestra caja no puede hacer frente a las cantidades estimadas, no se producirá un ahorro, por lo que estaremos desperdiciando recursos, en la medida que no ganamos suficiente dinero por lo que apostamos.

Última actualización del portal: 15/09/2020