Buscar por:

El préstamo es una operación financiera en la que una persona (llamada prestamista) cede a otra (llamada prestatario) un activo mediante un contrato o un acuerdo previo, a cambio de unos intereses también acordados en dicho contrato. El activo puede ser físico o monetario, siendo éste último el más habitual.

En los préstamos, el principal se entrega de una sola vez para la causa por la que se contrató. También se suele decir que es de contraprestación múltiple, ya que se tienen que ir abonando cuotas. La amortización del mismo se hace de forma paulatina y según se haya acordado en el contrato, así como el tiempo establecido en el mismo.


¿Cuáles son los componentes de un préstamo?

Entre los elementos que conforman un préstamo encontramos:

  • El capital principal: dinero o activo que se ha prestado y por el que se pagarán intereses.
  • Cuotas: son los pagos que deberá realizar el prestatario para devolver el préstamo al prestamista, según acordado.
  • Plazo: tiempo que tiene el prestatario para devolver el préstamo. El plazo se estipulará según contrato y, al finalizar, deberá ser entregado la totalidad del principal más los intereses.
  • Intereses: coste financiero de haber dejado dinero, es decir, el precio del dinero.

Tipos de préstamos

Existen diferentes tipos de préstamos que dependen tanto de la cuantía que se deja, como de la persona a la que va dirigida. Son los siguientes:

Préstamos personales

Son los préstamos más habituales y que pide un usuario normal para poder financiar una determinada necesidad. Suelen ser cantidades pequeñas y dirigidas a financiar gastos inesperados, gastos para un determinado evento, bodas, etc.

Préstamos de estudios

Su uso no está normalizado en España, pero en otros países donde la educación es más cara (Estados Unidos, por ejemplo), existen préstamos para poder financiar los estudios de las personas, con intereses más reducidos.

Préstamos hipotecarios

Otro de los más conocidos, pues sirve para hipotecar un determinado inmueble por un particular. Por la duración del préstamo (más de 20 años suele ser lo habitual), la hipoteca también es uno de los préstamos más costosos y con intereses más pesados.

Préstamos para el consumo

Es una especie de préstamo personal, pero dirigido a financiar bienes de consumo duraderos como coches, electrodomésticos o muebles.

Préstamos empresariales

Son los que se usan para conseguir financiación por las empresas para su producción, inversión en activos, expansión, etc.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SiNo

Artículos relacionados

  • Tasa de porcentaje

    ¿Te han ofrecido un tipo de tasa de porcentaje pero no entiendes qué es? Conoce en qué consiste la tasa de porcentaje, como funciona y qué tipos de tasa hay.

  • Interés

    Si hay algo que acompaña a la mayoría de préstamos es el interés. Descubre en qué consiste este porcentaje y cómo se determina el tipo de interés a pagar.

  • Apalancamiento

    ¿Buscando opciones para aumentar tus posibilidades de inversión? Conoce cómo funciona el apalancamiento y las dos opciones que hay: financiero y operacional

  • Operaciones financieras

    Si queremos hacer un intercambio económico necesitamos realizar una operación financiera, de ahí la importancia de cuáles son los tipos que podemos realizar

  • Crédito

    Antes de recurrir a un crédito para que nos presten dinero debemos conocer en qué consisten y qué condiciones tienen, como los intereses que debemos pagar.

  • Tasa de Interés Anual (TAE)

    Conoce cómo la TAE o Tasa de Interés Anua permite saber cuánto cuesta el dinero prestado o depositado y cuáles son las diferencias de la TAE en cada caso.

  •  
    Última actualización del portal: 27/02/2020