Buscar por:

Los objetivos son metas que se pretenden conseguir o lograr o el fin último al que se pretende llegar. Se trata, por tanto, la motivación última por la que una persona realiza una acción y pretende hacer una pauta de actividades para llegar a una meta. Esa es su justificación.

Podemos dividir los objetivos en dos categorías:

  • Objetivos generales. Se centran en alcanzar aspectos globales y propósitos fundamentales de un resultado final que se pretende alcanzar mediante una ciertas actividades. Lo normal es que el objetivo general vaya acompañado de una serie de objetivos específicos.
  • Objetivos específicos. Por otro lado, este tipo de objetivos plantea funciones de aspectos más concretos o precisos acerca del fin último que se pretende alcanzar y planteado como objetivo general. Un objetivo específico suele estar supeditado de uno más general (o de varios).

Cualquier empresa tiene por objetivo cubrir las necesidades de sus clientes (a modo muy general) a cambio de generar beneficios para ella misma. Se trata pues, de una ganancia-ganancia, en la que ambas partes ganan algo sin que nadie pierda.

Los objetivos de marketing y objetivos SMART

Se tratan de objetivos que la empresa se marca en un determinado plazo fijo, en el que se tienen en cuenta los recursos con los que se disponen así como de herramientas específicas para ello.


Los objetivos de marketing tratan de resolver problemas y plantear soluciones a las ventas, a la rentabilidad y al posicionamiento de la empresa y de su sitio web. Estos objetivos se materializan en objetivos más específicos como por ejemplo nuevos clientes, más tráfico web, más conversiones en la web, nuevos diseños del producto, del packaging, etc.

Los objetivos de marketing cuenta con una serie de características:

  • Se basan en una fecha fijada límite y concreta (aunque se prefiere periodo)
  • Deben estar bien definidos: escribir por escrito lo que necesitamos exactamente
  • Deben ser realmente alcanzables y saber que lo vamos a conseguir sin dejar de lado nuestro lado más ambicioso
  • Tienen que poder ser medibles

Para que sea más fácil conseguir nuestro objetivo, la técnica SMART nos permite establecer cómo deben ser los objetivos en marketing:

  • S:  Specific (Específico)
  • M: Measurable (Medible)
  • A: Attainable (Alcanzable)
  • R: Realist (Realista)
  • T: Timely (Medible en tiempo)

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SiNo

Artículos relacionados

  • Conversión

    ¿Sabías que la conversión permite saber si la estrategia de marketing funciona? Descubre en qué consiste la conversión, qué tipos hay y cómo medirla.

  • Coste por Descarga

    ¿Sabías que podemos medir la tasa de conversión de las descargas con el CPD? Conoce en qué consiste el coste por descarga, para qué sirve y cómo calcularlo.

  • Lead

    ¿Sabías que los leads nos permite conocer posibles clientes de nuestra empresa? Descubre en qué consiste un lead, para qué sirven y cómo medir los leads.

  • Embudo de ventas

    Todos los ecommerce deberían de tener un embudo o funnel de ventas. Descubre en qué consiste y por qué este embudo es importante en los negocios online.

  • Posicionamiento

    Conocer el posicionamiento offline y online nos ayudará a saber aplicar esta estrategia para ganarnos a los consumidores y conseguir ser los primeros.

  • Campaña de pago

    ¿Sabías que podemos hacer campañas de pago en Internet para generar acciones o clics? Descubre qué son, qué tipos de Pago Por clic hay y cómo se hacen.

  •  
    Última actualización del portal: 15/09/2020