Buscar por:

El cliente es la persona física o jurídica que adquiere el servicio o bien de una determinada empresa a cambio de dinero u otra retribución. Puede ser persona jurídica pues una empresa puede ser cliente de otra.

¿Por qué los clientes son tan importantes?

Como sabrás, el cliente es una de las personas más influyentes e importantes de una empresa. De él dependen que se vendan los bienes y servicios y que se consigan beneficios.


Por ello, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Quiénes son nuestros clientes: crear un cliente ideal o buyer persona
  • Analizar su personalidad: cómo son, cómo piensan, cómo actúan, etc
  • Entender sus necesidades: ajustar nuestra oferta a lo que ellos quieren, y no al revés

El departamento de marketing tiene mucho que hacer aquí, pues son quienes más tiempo pasan con este grupo de usuarios. Por lo que lo ideal sería que toda la empresa trate de averiguar y determinar los aspectos anteriormente descritos.

¿Cuáles son los tipos de cliente que debemos tener en cuenta?

Por otro lado, desde el punto de vista del marketing podemos distinguir dos tipos de clientes: potencial y real. El cliente potencial es aquel que podría llegar a estar interesado en tu producto, pero aún no es cliente de tu empresa.

El cliente real sí es un usuario que ha comprado alguna vez o lo hace con frecuencia. El cliente real se puede dividir en 4 grupos:

  • Según su nivel de satisfacción: que identifica cómo de satisfecho esté en cliente en relación al valor percibido del producto o servicio. Este valor varía dependiendo de variables como la entrega del pedido, la calidad, la amabilidad de empleados, el servicio online, etc.
  • Según el volumen de compra: no trataremos igual a un cliente que compra mucho que uno que compra poco. Las técnicas de marketing que aplicaremos a cada uno de ellos es diferente.
  • Según su frecuencia de compra: podemos encontrar clientes que compran frecuentemente (de forma periódica y continua); habitualmente (cada cierto tiempo relativamente escaso); ocasionalmente (de vez en cuando).
  • Según la influencia de los clientes: dependiendo del cliente que nos encontremos, su nivel de influencia podría condicionar los niveles de marketing que tengamos que realizar para llegar a nuevos clientes. Trabajar conjuntamente con este tipo de personas podría hacernos ahorrar mucho.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SiNo

Artículos relacionados

  • Frecuencia de compra

    Conocer la frecuencia de compra ayuda a calcular el grado de fidelización de los clientes a través del intervalo de tiempo que tardan en comprar productos.

  • Oferta

    La oferta está determinada por múltiples factores que debemos conocer así como el funcionamiento de la misma en el mercado de bienes y servicios.

  •  
    Última actualización del portal: 11/05/2020