Buscar por:

Este término es uno de los más comunes en la contabilidad de una empresa. Un balance de situación refleja una imagen estática de las posesiones, deudas y capital que tiene una organización en un periodo de tiempo contable. Es decir, el balance de situación puede entenderse como una fotografía del patrimonio de una empresa en un momento determinado.


Como hemos indicado, el balance de situación es una de las figuras más comunes en contabilidad, aunque también de las más importantes. Junto a las cuentas de pérdidas y ganancias, la memoria, el estado de cambios en el Patrimonio Neto y el flujos de efectivo conforman las cuentas anuales.

¿De qué se compone el balance de situación?

La estructura del balance de situación permite a las personas y contables tener un orden acerca de los derechos, bienes, obligaciones y deudas con los que cuenta una empresa. Por su parte, la estructura del balance de situación se divide en tres bloques: el activo, el pasivo y los fondos propios.

  • Activo: son aquellos bienes tangibles y no tangibles y derechos que tiene la empresa. Dentro de este grupo se cuenta el inmovilizado (o inversiones que hace la empresa a largo plazo), las existencias, realizables y disponibles.
  • Pasivo: en este grupo se encartan aquellas obligaciones que la empresa tiene contraída con instituciones, como créditos, hipotecas y otras obligaciones.
  • Fondos propios: son aportaciones que los socios han hecho a la empresa o dinero líquido que se ha generado mediante su actividad.

Tanto fondos propios como pasivo son agentes que se exigen a corto y largo plazo. Además, el balance de situación no es el mismo para una empresa u otra: depende de su actividad, tipo de sociedad, el régimen de contabilidad que sigue, las dimensiones de la empresa, etc.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SiNo

Artículos relacionados

  • Inmovilizado

    ¿Necesitas saber en qué consiste el inmovilizado antes de realizar un cálculo financiero o contable? Descubre qué incluye y qué tipos de inmovilizado hay.

  • Pasivo

    Las deudas y obligaciones de una empresa se aglutinan en el pasivo. Descubre en qué consiste, cómo se calcula, para qué sirve y qué tipos de pasivo existen.

  • Existencias

    ¿Cuántos tipos de existencias tienes en tu empresa? Conoce cómo las existencias y su control son fundamentales para el correcto funcionamiento de un negocio.

  • Fondos propios

    Conocer los fondos propios, así como las partes que los componen y su evolución nos ayudará a conocer mejor los recursos de los que dispone una empresa.

  •  
    Última actualización del portal: 30/10/2020