Buscar por:

La volatilidad es un concepto financiero que se define como el cambio de tendencia o variabilidad de la rentabilidad de una acción respecto a su media en un periodo de tiempo determinado. Es decir, es la dispersión de determinados datos de una serie, respecto a su media.


La volatilidad, en general, tiene muy mala prensa. A pesar de esta fama, puede convertirse en una gran aliada del inversor a largo plazo. Veamos en qué consiste.

¿Qué supone la volatilidad en las finanzas?

Actualmente, es común escuchar hablar de volatilidad como sinónimo de riesgo. De hecho, en Wall Street se conoce como «índice del miedo» al VIX (indicador que se utiliza para medir la volatilidad). Esto sucede dado que la volatilidad suele dispararse en momentos de fuertes caídas.

Sin embargo, la volatilidad en sí no se puede considerar únicamente como un riesgo, sino que podría ser también una ventaja. Gracias a ella, algunos activos financieros son capaces de darnos rentabilidades altas en periodos cortos de tiempo, incluso en apenas horas.

¿De qué depende la volatilidad?

Hay numerosos factores que influyen en la volatilidad. A continuación, veremos los más importantes.

  • Riesgo de crédito: se considera un riesgo de impago.
  • Riesgos internos: entorno de la dirección, solvencia, etc.
  • Riesgos externos: dados por la incertidumbre política y económica.

¿Qué tipos de volatilidad existen?

Naturalmente, la volatilidad responde a diferentes factores. Consecuentemente, da pie a diferentes tipos que determinan cómo analizar la situación y qué decisión tomar. Regularmente, hablamos de:

  • Histórica: relativa de rentabilidad de un activo respecto a un promedio dado.
  • Implícita: volatilidad de un activo financiero por su propia naturaleza.
  • Estocástica: cambios en cierto tiempo de forma incierta.
  • Determinista: no hay cambios en la volatilidad y si se producen, son predecibles.

En conclusión, se puede decir que la volatilidad es un cambio superior positivamente o negativamente a la media, en un dato financiero y en un periodo de tiempo. De esta forma, puede ser considerada como un riesgo o como una ventaja en la que influirán diferentes factores.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SiNo
 

Ffrench-Davis, R. y Ocampo, J. 2001. Globalización de la volatilidad financiera: desafíos para las economías emergentes.

Última actualización del portal: 30/10/2020