Buscar por:

La RAE establece que el salario es una "paga o remuneración regular" en primera instancia, y, en segundo lugar establece que es la "cantidad de dinero con que se retribuye a los trabajadores". Por tanto, entendemos la definición de salario como la remuneración económica recibida por un trabajador como resultado del ejercicio de su actividad.

El concepto de salario también se conoce como sueldo o estipendio y permanecerá acordado en el contrato de trabajo, aunque podrá ser entregado, de forma semanal, quincenal o mensual. Para aquellos casos en los que el pago del salario sea retribuido de forma diaria, hablaremos de jornal. Así, el salario es una renta favorable a un empleado y que es resultado de un acuerdo o entendimiento entre trabajador y empresa. 

Esta palabra encuentra su origen en el término latino "salarium" y está recogida en las Leyes correspondientes con la pretensión de garantizar los derechos de los trabajadores en el ejercicio de la prestación de su esfuerzo para la consecución de los servicios de una empresa. En este sentido, el Artículo 26.1 del Estatuto de los Trabajadores de los ciudadanos/as de España indica que el salario será:

"La totalidad de las percepciones económicas de los trabajadores, en dinero o en especie, por la prestación profesional de los servicios laborales por cuenta ajena"


¿A qué llamamos salario mínimo interprofesional?

A raíz de lo establecido en el punto anterior comentaremos qué es el salario mínimo interprofesional y cuál es su función. Dicho esto, llamamos salario mínimo interprofesional al sueldo o cantidad retributiva mínima que tendrá que ser recibida por un empleado en unas condiciones de trabajo legal. 

Por su parte, es el Artículo 27 de este mismo Estatuto, donde se indica que será el Gobierno el que pacte el salario mínino interprofesional de los trabajadores junto con las organizaciones sindicales pertinentes.

Los 2 principales objetivos que persigue el salario

A través del salario, lo que se hace es añadir valor y recompensa al trabajo realizado. Por ello se considera que:

  1. El salario es un elemento motivador, un incentivo, en la medida que el salario recibido por un trabajador es la herramienta con la que cuenta para llevar a cabo su vida.
  2. El salario es un elemento gestionador del talento, en la medida que actúa como reclamo para obtener personal formado o cualificado.

¿Cuántos tipos de salario hay?

Hablamos de tipos de salarios para diferenciar la función de cada uno de ellos y su contribución a la retribución del trabajo. Destacamos 9 tipos de salario: 

  • El salario base: aquel que hace alusión a la parte fija o mínima que recibirán los trabajadores.
  • El salario nominal: como su nombre indica, será aquel pactado por trabajador y empleado y variará en función del valor del dinero.
  • El salario real: es el que valora la capacidad adquisitiva en función del salario nominal.
  • El salario social: son aquellos que se recibirán en condiciones por ejemplo de desempleo, desigualidad o exclusión social.

Por otro lado, también destacamos:

  • El salario por unidad de obra: es aquel que será recibido por el trabajador cuando de por finalizado el objetivo del trabajo, la obra.
  • El salario por unidad temporal: a diferencia del anterior el salario será recibido en base al tiempo que haya costado desempeñar la actividad u obra.
  • El salario mixto: es resultado de la combinación de los dos anteriores.
  • El salario en metálico: como su nombre indica es aquel que será recibido en moneda como resultado del trabajo realizado.
  • El salario en especie: es aquel que se retribuye y vincula con el salario emocional, por lo que nunca se verá reflejado como el salario en metálico.

Además de ello, debemos hacer una aclaración en cuanto a la forma en la que se lleva a cabo la retribución del salario, hablamos en efecto del salario bruto y del salario neto. ¿Por qué? Porque el salario que finalmente reciba el trabajador será el sueldo neto, mientras que el sueldo bruto será la cantidad que empleado y empresa establezcan en el contrato de trabajo por la prestación de sus servicios o de su mano de obra.

Tiempos modernos: el salario emocional

No podemos dejar a un lado el conocido como salario emocional, aquel salario que va mucho más allá de la remuneración económica, pues es el que tiene que ver con el bienestar del empleado ante situaciones de estrés. Así, el salario emocional es todo aquello que se produce en el seno de la empresa con el objetivo de satisfacer una necesidad o un cuidado al trabajador. Por ello su estrecha relación con respecto a la conciliación familiar.

Algunos de estos ejemplos del salario emocional son la flexibilidad laboral, el aprendizaje de idiomas dentro de la empresa, actividades de yoga y ejercicio sufragado por la empresa o descuentos en dietas y alimentación.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SiNo

Artículos relacionados

  • Sueldo bruto

    ¿Es el salario bruto el salario que no contempla las retenciones? Descubre cuál es la definición de sueldo bruto y dónde se muestra éste en nuestra nómina.

  • Sueldo neto

    ¿Es el sueldo neto el sueldo final que recibe el trabajador en su cuenta? Descubre qué es el sueldo neto y cómo contempla los devengos y deducciones.

  •  

    Puyal, F. G. (2006). El salario emocional, clave para reducir el estrés. Gestión práctica de riesgos laborales: Integración y desarrollo de la gestión de la prevención, (33), 44-47.

    Otras fuentes consultadas:

    España. Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, del Estatuto del Trabajador.  Boletín Oficial del Estado, 24 de noviembre de 2015, núm. 255, p. 25-26.

    Última actualización del portal: 14/11/2019