Buscar por:

La jornada intensiva es un tipo de jornada laboral en la que el tiempo que se pasa trabajando se hace de una sola vez y sin pausas.


Por ley, la jornada intensiva debe complementarse con 15 minutos de descanso si esta supera las 6 horas de trabajo. No obstante, algunas empresas ofrecen soluciones a ello, evitando que esto ocurre y reduciendo el número de horas de la jornada.

Tipos de jornada intensiva

Principalmente, podemos distinguir dos tipos de jornada intensiva, las más habituales.

Jornada intensiva los viernes

De lunes a jueves se trabaja con la jornada normal (mañana y tarde), y los viernes se hace jornada intensiva (solo mañana).

Para que se cumplan las 40 horas de trabajo semanal y no exista jornada irregular, se suele:

  1. Trabajar algo más el resto de días de la semana
  2. Trabajar menos el viernes sin tener que cumplirse las 40 horas semanales

Jornada intensiva en verano

La empresa también puede establecer jornada intensiva en algunos días de verano de la empresa. Esta puede variar según los convenios de la empresa, pudiendo incluso trabajar menos horas de las 8 estipuladas por día a lo largo de la semana.

Ventajas e inconvenientes de la jornada intensiva

El trabajador puede obtener varios beneficios por este tipo de jornadas:

  • El trabajador tiene una mayor libertad para pasar tiempo de ocio o familiar y compaginarlo con su vida laboral.
  • Esto, a su vez, supone un ahorro en costes para el trabajador, pues evita mayores transportes o gastos que se originan de no tener una jornada entera (como comer en la oficina).
  • La motivación del trabajador, así como la productividad se verá incrementadas al poder satisfacer sus necesidades. Esto reduce en gran medida el absentismo laboral.
  • También supone un ahorro en mantenimiento y suministros, al no tener que hacer cargo de luz, calefacción, aire, ordenadores, ... durante la jornada que no se trabaja.

En cuanto a las desventajas de la jornada intensiva, podemos encontrar:

  • Ritmo intenso de trabajo que podría afectar a la productividad del trabajo. Por ello, es recomendable el paro de 15 minutos para altas jornadas intensivas.
  • Puede que no se retribuya las horas extras para aquellos proveedores o empresas externas a las que se trabajen. Hay que tener esto en cuenta y, en la medida de lo posible, solucionarlo.
  • No todas las empresas pueden ofrecer este tipo de jornada: depende de sus condiciones y del personal, así como la atención o esfuerzo de trabajo que tengan que realizar.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SiNo
 
Última actualización del portal: 28/02/2020