Buscar por:

Los descuentos son uno de los términos económicos que más nos gustan, así que suele ser habitual ir a la búsqueda de alguno de ellos cuando salimos a comprar. La razón es que un descuento consiste en la reducción del precio de un objeto o servicio, el cuál se suele aplicar mediante un porcentaje.

De hecho, este proceso mediante el cual el vendedor ofrece al comprador una disminución excepcional en el precio de venta se conoce como descuento a clientes hablando en términos de contabilidad.

Estos descuentos son habituales en época de rebajas, el problema es que no siempre sabemos calcular y aplicar correctamente el descuento que nos ofrecen y cuando vamos a pagar nos llevamos una sorpresa, bien porque pensábamos que la compra de dicho objeto o servicio nos iba a salir mucho más barata, o bien porque creíamos que no iba a salirnos tan bien de precio.


Pese a lo que pueda parecer, aplicar un descuento que reduce el precio de venta de un producto o servicio no implica la pérdida de dinero por parte del vendedor, pues el objetivo de los descuentos es generar un aumento en las ventas, por lo que los beneficios serán mayores.

Esto es muy sencillo de explicar: si con el precio original se vendía 1 artículo o servicio, con la estrategia de aplicar descuentos, la probabilidad de que se adquieran más cantidad de productos o servicios es mayor porque el precio es más bajo.

El objetivo es encontrar el porcentaje de descuento adecuado que nos permita conseguir unas ventas mayores a la disminución del precio ofrecido.

Por eso, saber calcular el porcentaje de descuento es importante, tanto para el comprador como para el vendedor. Ambos tienen sus propios intereses y serán los encargados de valorar si el descuento acaba mereciendo la pena o no.

Tipos de descuentos que podemos encontrar

Ni siempre se aplica el mismo porcentaje de descuento ni todos los descuentos son iguales. Podemos clasificar los descuentos a clientes que se aplican en función de algunas de sus características y generar está división:

  • Según la negociación del descuento:
    • Descuentos genéricos
    • Descuentos particulares
  • Según el momento en el que se aplica el descuento:
    • Descuentos en factura
    • Descuentos fuera de factura
  • Según la causa del descuento:
    • Por volumen o rappels
    • Por pronto pago
    • Estacionales
    • Comerciales
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SiNo

Artículos relacionados

  • Porcentaje

    ¿Sabías que los porcentajes son fundamentales en nuestro día a día? Descubre en qué consiste un porcentaje, para qué sirve y cómo se puede calcular.

  • Tasa de porcentaje

    ¿Te han ofrecido un tipo de tasa de porcentaje pero no entiendes qué es? Conoce en qué consiste la tasa de porcentaje, como funciona y qué tipos de tasa hay.

  • Tasa de descuento

    ¿Sabías que la tasa de descuento es muy útil a la hora de invertir? Descubre en qué consiste la tasa de descuento, cómo se calcula y para qué sirve es tasa.

  • Ventas

    ¿Sabías que las ventas son fundamentales para saber si un negocio funciona? Conoce en qué consisten las ventas, para qué sirven y cómo se pueden clasificar.

  • Precio de venta

    ¿Sabías que el precio de venta determina lo que va a costar una transacción? Descubre en qué consiste el precio de venta, cómo se fija y qué tipos hay.

  • Precio unitario

    ¿Sabías que el coste unitario es útil tanto para la facturación como para el consumidor? Conoce en qué consiste este coste unitario y cómo se puede calcular.

  •  
    Última actualización del portal: 08/07/2020