Buscar por:

Se conoce como contribuyente a toda persona física o jurídica que paga impuestos al Estado. Solo en España, hay más de 19 millones contribuyentes, los cuales, se clasifican en tres tipos:  tipo A,  tipo B y tipo C.

En el caso del grupo de contribuyentes tipo A  encontramos a aquellas personas que estén divorciadas, viudas, separadas legalmente o solteras. Además, estarán aquellas personas que tengan hijos menores de edad.

Asimismo, se incluirán en este grupo aquellos que tengan hijos mayores de 18 años con alguna discapacidad, sujetos a patria potestad y que convivan con él.

De hecho, el grupo en el que nos encontremos depende de nuestras condiciones sociales y personales. Por tanto, conocer en qué grupo nos situamos nos ayudará a calcular los impuestos que pagaremos y el sueldo neto que recibiremos.


¿Cómo calcular el salario neto de un contribuyente tipo A?

Partiendo de nuestro salario bruto, que es el importe total que recibe un trabajador en la nómina, podremos calcular cuánto será el salario neto. Este salario será el resultante de restarle al bruto las cotizaciones y retenciones correspondientes. Es decir, en estas deducciones encontramos el IRPF y la contribución a la Seguridad Social, las cuales varían dependiendo de las condiciones de cada trabajador.

Por ello, la cifra que pagaremos de IRPF puede variar desde un mínimo del 2 %, independientemente del tipo de contrato. El máximo será un 46 %, dependiendo del sueldo que recibamos, teniendo más retenciones los salarios más altos.

En conclusión, a pesar de que en España existen actualmente una cifra considerable de contribuyentes, no todos tienen las mismas condiciones. El pago de impuestos como el IRPF o la contribución a la Seguridad Social dependerá de nuestro sueldo y nuestra condición social.

Así, cada tipo de contribuyentes cumplirá unas condiciones que influirán en el sueldo neto que reciba cada trabajador.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SiNo

Artículos relacionados

  • Contribuyente

    Todos somos contribuyentes con derechos y obligaciones, por eso debemos saber qué tipo de contribuyentes somos y conocer cuándo pagar y cuándo recibir.

  • Desgravación fiscal

    Las desgravaciones fiscales nos permite ahorrar dinero en impuesto pero debemos conocer los tipos disponibles y cómo podemos optar a estas desgravaciones.

  • Contribuyente tipo B

    Las características del contribuyente tipo B incluyen un cónyuge por lo que deberemos cumplir con este requisito para entrar en este tipo de contribuyente.

  • Contribuyente tipo C

    Dado que el contribuyente tipo C tiene unas características distintas al tipo A y al tipo B, el pago de impuestos y su sueldo será diferente al resto.

  •  

    Agencia Tributaria. (2019). Contribuyentes por el IRPF.

    Última actualización del portal: 08/07/2020