Buscar por:

Hablamos de costes de producción cuando nos referimos al conjunto de gastos que se generan por la producción de los bienes y servicios que luego serán vendidos por la empresa. Es decir, el coste de producción es el conjunto de gastos que se tienen cuando se va a fabricar un bien que posteriormente se venderá por la empresa para obtener un beneficio.

Contablemente, dicho coste de producción deberá de tenerse en cuenta mediante un control de gastos. Además, también tenemos que tener en cuenta que los costes de producción lo podemos dividir en: costes fijos y costes variables; además de una división de costes directos e indirectos.

Costes fijos vs Costes variables

Los costes fijos son aquellos costes que se tienen por producir un producto o servicio pero que no cambia aunque se cambie el volumen de producción. Es decir, produzca lo que se produzca se va a tener ese mismo coste. Un coste fijo podría ser el alquiler del local.


Por otro lado, el coste variable es aquel que se ve modificado dependiendo del volumen de producción que tengamos. Ahí podemos englobar el gasto de materia prima, el de mano de obra, etc. El coste variable dependerá en este sentido de la producción que tengamos: cuanto más produzcamos, más coste variable tendremos.

Costes directos vs Costes indirectos

También podemos dividir los costes en otro grupo: costes directos e indirectos. Los costes directos son los que están vinculados directamente con la producción de un determinado bien. La cantidad de gastos directos es fácil de calcular al asignarse de forma directa: a cada artículo se le asigna el gasto que se ha tenido para poder fabricarse. Un claro ejemplo de un coste directo es la compra de materia prima: gracias a ella, los bienes pueden ser fabricados, y sin ellos no sería posible.

Por otro lado, los costes indirectos son los costes que no repercute directamente sobre el bien que se fabrica. Estos son, por ejemplo, el coste del alquiler del local, el gasto publicitario, etc. En este coste, para poder asignar la cantidad de coste indirecto debemos dividir el total del coste entre el número de unidades producidas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SiNo

Artículos relacionados

  • Beneficio bruto

    ¿Sabías que con el beneficios brutos podemos gestionar cálculos de ingresos, de costes variables e incluso de ROI? Conoce en qué consiste el beneficio bruto.

  • Markup

    ¿Estás fijando el precio de tus bienes o servicios? Descubre cómo el markup puede ayudarte a hacerlo mediante el cálculo del margen de beneficio.

  • ROA

    ¿Quieres saber si estás gestionando los activos de tu empresa correctamente? Descubrelo con el ROA o Return os Assets y conoce la rentabilidad de la misma.

  • Coste por Descarga

    ¿Sabías que podemos medir la tasa de conversión de las descargas con el CPD? Conoce en qué consiste el coste por descarga, para qué sirve y cómo calcularlo.

  • Viabilidad

    ¿Sabías que para saber si un negocio va a ser rentable o no hay que estudiar su viabilidad económica? Descubre en qué consiste la viabilidad económica.

  • Apalancamiento

    ¿Buscando opciones para aumentar tus posibilidades de inversión? Conoce cómo funciona el apalancamiento y las dos opciones que hay: financiero y operacional

  •  
    Última actualización del portal: 08/04/2020