Buscar por:

¿Tienes un negocio y necesitas un determinado capital para tu empresa? En ese caso, pedir un préstamo online es una fuente de inversión ideal para obtener dinero de forma ágil y cómoda.

Este tipo de préstamos se solicitan a través de plataformas digitales y cuentan con una serie de ventajas que la financiación bancaria tradicional no puede ofrecer.

¿Quieres conocer con mayor detalle cuáles son sus características y ventajas? En el siguiente artículo, ¡lo analizamos!

Préstamos online: Todas las ventajas que ofrecen

Los préstamos online permite agilizar los trámites y disponer, de este modo, el capital que necesitan en tiempo récord. Estas son las principales ventajas que presentan:

1. Se reducen los trámites y el papeleo

Una de las razones para pedir un préstamo online es la escasa documentación que te pedirán para seguir adelante con el proceso. Lo más común es que se soliciten tres documentos:

  1. DNI, NIE o equivalente: Resulta imprescindible para acreditar quiénes somos y realizar el préstamo a nuestro nombre.
  2. Número de cuenta bancaria: Además de utilizarse para verificar nuestra identidad, la cuenta bancaria es necesaria para que nos ingresen el dinero.
  3. Acreditación de percepción de ingresos: Por otro lado, nos pedirán que acreditemos que estamos percibiendo algún tipo de ingreso de forma recurrente. Normalmente, se refieren a una nómina, pero también podría ser la prestación por desempleo, o algún otro tipo de ayuda.

Dependiendo de la compañía, puede que se necesite de alguna documentación extra. En ese caso, se pondrán en contacto con nosotros y solicitarán los documentos necesarios.

2. Rapidez

Los préstamos online también se denominan como préstamos rápidos. Ello se debe a que el tiempo de respuesta de la solicitud es inmediata.

En el mismo proceso que se lleva a cabo para validar los datos, te pueden decir si te van a conceder el préstamo o no. Posteriormente, solo tendrás que indicar la información que te pidan. Y, si contamos con una cuenta bancaria en alguna de las entidades bancarias que la compañía nos indica, el proceso será todavía más rápido.


En el plazo de entre 24 y 48 horas puedes tener disponible el dinero. Es decir, el periodo en que se tarda en efectuar la transferencia con el importe solicitado a la compañía de crédito.

3. Puedes elegir la cantidad que necesitas

Cuando se pide un préstamo al banco, es muy probable que tengamos que elegir unas cantidades preestablecidas, aunque no nos convengan demasiado. Esto hará que tengamos que pagar más intereses.

Con los préstamos rápidos, tan solo pedirás la cantidad que necesitas. Al acceder a las páginas de estas compañías, nos encontraremos con un práctico simulador en el que podemos elegir la cantidad a solicitar y el plazo de amortización.

A medida que varíen los valores, también cambiarán las condiciones. Por ello, asegúrate de leerlo todo antes de firmar.

4. No tienes que dar ninguna explicación

Las empresas de préstamos rápidos no suelen pedir explicaciones sobre el uso que le vamos a dar al dinero. A diferencia, por ejemplo, de lo que ocurre con los bancos. Simplemente, deberán comprobar la solvencia del cliente y así validar la solicitud para conceder el crédito.

Estas son las características clave que definen a los préstamos rápidos online. Sin duda, una alternativa perfecta a la financiación bancaria.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SiNo
 
Última actualización del portal: 27/05/2022