Buscar por:

A la hora de llevar cualquier tipo de negocio, ya sea pequeño o grande, uno de los aspectos a los que tenemos que prestar especial atención es a la contabilidad del autónomo o del empresario.

En el mismo momento en el que creamos una empresa o negocio, tenemos una serie de responsabilidades que cumplir. Por una parte, pagar ciertos impuestos como el IVA, el IRPF, el impuesto de sociedades (en el caso de que seamos empresa), así como hacer la declaración de la renta de forma obligatoria.

El principal problema es que tenemos unos plazos y un simple retraso en la entrega de estos impuestos puede conllevar una multa con un recargo importante.

Por tanto, contar con la ayuda de un profesional especializado en contabilidad te ayudará a gestionarlo de forma adecuada y, sobre todo, hacerlo a tiempo. En el siguiente artículo, comentamos la importancia que tiene un contable para una empresa. ¡Empezamos!

Por qué contratar un contable para tu negocio

Puedes pensar que, en una empresa pequeña, no es necesario tener un contable que pueda llevar la contabilidad de tu negocio. Esto es un error, ya que, a no ser que tengas los conocimientos necesarios, te puedes llevar algún susto en el futuro.

Vamos a suponer que tienes una empresa. Tendrás que desarrollar unos productos y servicios que se ajusten a lo que quiere el cliente, ofrecer una buena atención preventa y posventa, preparar las infraestructuras, determinar si te hace falta o no personal, etc. A todo ello, se suman los propios problemas de la empresa.


Por tanto, imagina que tienes que añadir también los problemas de las cuentas. Es decir, tener controlado el tiempo en el que tienes que presentar las declaraciones, hacer facturas y encargarte de que están bien confeccionadas, presentar la declaración de la renta y tener en cuenta cualquier bonificación o restricción que se nos aplica, entre otros aspectos.

En un primer momento, cuando nuestro número de clientes sea escaso, podremos gestionarlo bien. Sin embargo, si el objetivo del negocio es crecer, necesitaremos contar con un buen contable que nos ayude en esta área.

Hoy en día, podemos externalizar estas funciones, ya que podemos encontrar profesionales que trabajan por su cuenta y ofrece sus servicios de manera online. Además, tienen la ventaja de que desempeñan las mismas tareas que un contable, pero su coste es mucho más asequible.

Es cierto que, en el caso de que necesites hacer una consulta determinada, puede que tengas que pagar un suplemento. Por este motivo, debes valorar sus pros y contras antes de decidir qué tipo de profesional contratar y así tomar la decisión más adecuada para tu negocio.

Contable desde el primer momento: ¿Sí o no?

Este es, probablemente, el mejor consejo que te van a dar para que tu negocio físico pueda prosperar: contrata a un contable desde el primer momento.

Podrás dormir por las noches a sabiendas de que tus cuentas se están llevando de la forma adecuada. Y, además, estarás al día de tus obligaciones fiscales y evitarás más de un problema.

Por tanto, como hemos visto, la figura del contable es esencial para poder gestionar un negocio de manera eficaz.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SiNo
 
Última actualización del portal: 18/10/2022